16 dic. 2011

ANDRES LARROQUE Y FACUNDO MOYANO SEGUN CLARIN

Donde la letra brota del bolsillo. Se nota, que alguien le avise al periodista que se nota.


AQUI SOBRE FACUNDO MOYANO


El joven gremialista esperaba el inicio del programa nocturno de Gerardo Rozín –donde ya es casi un habitué- y esperó para saludar al conductor del programa anterior, que iba en vivo en el mismo estudio del canal C5N.

Marcelo Longobardi se levantó de su silla una vez finalizado su envío de los martes y lo  saludó: “¿Cómo estás, Facundo?”, dijo el periodista, alargando su mano para estrechar la del hijo del jefe de la CGT.

El diálogo fue amable, cordial y respetuoso, como es el modo de relacionarse del jefe de la Juventud Sindical. Y Longobardi partió con la promesa de tenerlo en breve en su programa, un lugar donde las críticas a los Moyano es moneda corriente.

Facundo Moyano es un practicante de los buenos modos y esa tarea es avalada por Hugo Antonio, un padre que quiere que el futuro diputado nacional cambie la imagen del clan familiar.

Por eso, el titular del gremio de los trabajadores del Sindicato de Trabajadores del Peaje y Afines, (gremio hecho a medida del hijo de Moyano) no desaprovecha ninguna instancia en la que pueda acercarse a dialogar. Su vínculo con La Cámpora supo tener algún cortocircuito pero ya fue desactivado y el propio Facundo se ocupó de blanquearlo en un acto público.

Sus relaciones con el sciolismo son excelentes y ha sido el propio gobernador quien pugnó por un lugar expectable en la lista de diputados nacionales del Frente para la Victoria. Desde diciembre, será un legislador nacional que tendrá voz cantante en la Cámara baja.

Cultiva sus vínculos con los intendentes bonaerenses, con los gobernadores peronistas y con los hombres que conforman el estrecho círculo de la Presidenta.

Quienes conocen las tertulias familiares, aseguran que Facundo tiene una mirada mucho más amplia que su padre y su hermano Pablo, criticado por propios y ajenos sobre su estilo confrontativo y sus preocupaciones por temas más ríspidos, como la vida interna del club Independiente donde dirige el fútbol amateur.

Facundo asoma como el heredero ideal en lo político de su padre: escucha antes de hablar. Y cuando interviene, muestra solidez y formación política.

“Él sabe hacerse respetar”, confiesa orgulloso el líder camionero ante colegas de la central obrera.

Facundo se prepara para desarrollar más su perfil el año próximo, siendo ya diputado nacional y cuando la discusión sobre la sucesión de la silla mayor de la CGT se largue, dura e impiadosa.

Las redes sociales son un nuevo lugar para él. Desde @FacundoMoyanoJS anuncia sus charlas radiales, como la que mantuvo con Víctor Hugo Morales a sus 1.043 seguidores y donde tiene como avatar una foto suya con Cristina.

Sus remeras son comentario siempre en las reuniones políticas, que le permiten mostrar un estado físico también cuidado. Nunca son libradas al azar y sabe cuál vestir, de acuerdo a lo que quiere transmitir.

El camino del hijo formado y cultor del perfil dialoguista está cuidado, hasta el mínimo detalle. Y adquirirá mayor protagonismo después de julio de 2012, cuando Hugo Antonio Moyano concluya su frondoso ciclo al frente de la CGT.

Pero también habrá que atender qué manejo tendrá en el poderoso esquema económico que se ha montado alrededor de los Moyano, gracias a los fondos de los sindicatos y sus obras sociales. Y cómo podrá mantener ese perfil “prolijo”, atentos a las causas judiciales que prometen adquirir impulso, después de las elecciones nacionales de octubre.



AQUI SOBRE ANDRES


Hugo Antonio Moyano ayer los llamó “Niños bien”.

La semana pasada pusieron nerviosos a los policías bonaerenses y desataron la crisis que estaba a punto de alcanzar ebullición entre el kirchnerismo y Daniel Scioli. Y coparon nombramientos ministeriales amén de haberse alzado con gran cantidad de bancas legislativas en todo el país.

Pero no todas son rosas para los muchachos de La Cámpora. Si no, que lo diga el propio conductor de la fuerza, ahora diputado nacional.

Andrés “Cuervo” Larroque salía del Anexo del Congreso Nacional y se dirigía al Palacio Legislativo; o sea, sólo tenía que cruzar Rivadavia.

Y cuando se disponía a cruzar esa breve distancia –acompañada de la flamante diputada por La Pampa, María Luz Alonso, y otros cuatro camporistas- el “Cuervo” vio a las huestes de la UATRE, del gremialista opositor Gerónimo “Momo” Venegas.

Larroque vio a los peones rurales y estibadores que conduce el “Momo” –ofuscadísimos con el nuevo régimen sobre el peón rural- y allí mismo impartió la orden: “Yo por acá no cruzo, consígame una combi”.

Sorprendente actitud del jefe de La Cámpora, quien decidió que diputado que huye de las huestes gremiales opositoras, sirve para otra sesión parlamentaria.

¿O será que los "Niños bien" no cruzan la calle solos?

4 comentarios:

  1. De como pasar a ser los peores "negros de mierda patoteros" a un "clan" que después de esta nota, va a ser requerido para una nota de tapa en la Revista Caras.

    ResponderEliminar
  2. Ahí hice el envío a esta post en mi última entrada.

    ResponderEliminar
  3. Y si ellos no se dan cuenta, si Hugo no percibe que era Clarin el que lo ponia con las manos llenas de sangre y ahora desde hace un tiempo ya no hay sangre.

    Es como la nota de Clarin del miercoles donde o lo ceba o busca darle plafon a su reclamo por el impuesto a los sectores de salarios mas altos.

    ResponderEliminar
  4. Me acabo de enterar que el compañero Facundo M. se pegó un faltazo a la votación del Dictamen x el Estatuto del Peón Rural:

    http://elblogdelfusilado.blogspot.com/2011/12/el-tunel-del-tiempo.html

    http://noticierosalta.com.ar/la-cgt-evito-votar-el-dictamen-del-oficialismo-del-estatuto-del-peon-rural/

    ResponderEliminar