22 jun. 2010

SEÑALES.(CONGA CONGA QUE SIGA LA MILONGA)


Gano Argentina y lo hizo sin sobresaltos. Metió siete cambios y si bien no fue el mismo funcionamiento de partidos anteriores debemos decir que el equipo contrario jugo a defenderse cueste lo que cueste, incluso perder.
En el primer tiempo el arquero griego saco 4 pelotas que eran gol. Y otra vez con esa historia de los arqueros que cuando juegan con Argentina parecen ser todos el "Pato" Fillol. Encima Grecia no parecía importarle en lo mas mínimo el arco. Messi soportaba, algo molesto, la marca personal que ejercían los griegos sobre el. En tanto, Milito y Aguero, jugaban de espaldas al arco saliendo desde el área hacia el centro del campo para tratar de recibir pelotas mas limpias ya que la marca griega era intensa y numerosa en el área helénica. Así y todo Argentina había llegado desde media distancia, Messi y Veron, y en un mano a mano, la única vez que Aguero pudo arrancar en tres cuartos vertical hacia el arco.

El segundo tiempo se iba haciendo mas pantanoso en su trasncurrir, salvo un remate de Bolatti que el arquero encontro, hasta que llego la única jugada griega de peligro. Samaras encaro a una defensa que se escalono mal, y el griego con un poco de suerte se la llevo, rematando cruzado sobre un Romero a contrapierna del destino de la pelota. Pero Samaras no es el Palermo griego.Y la redonda se fue junto al palo. Maradona lo metió a Di Maria por Maxi Rodriguez, de correcto partido y mucho recorrido, buscando mas fútbol. Clemente Rodriguez, de muy buen partido, encontró un socio en Di María y hubo un poco mas de fútbol pero faltaba para quebrar a los griegos. Entonces lo metió a Pastore, volante, por Aguero delantero. Y hubo mas fútbol y Messi encontró alguien que lo liberaba. Los griegos no sabían como marcarlo a Pastore. Llego el corner y De Michelis, el fútbol siempre da revancha, la mando a guardar mientras la pelota picaba para que alguien la hundiera en el arco.
Y Maradona, que ya había encontrado mas fútbol, pensó en reforzar la mística, en confiar en su instinto y en el de Palermo. El delantero entro por Milito, que se sacrifico en el cuerpo a cuerpo con los duros griegos. Diego lo sabia, el publico lo presintió y Palermo creyó. Entonces en medio de ese crecimiento futbolistico Messi, que ya habia quemado el palo griego, triángulo con Di Maria y Pastore, arranco de derecha a izquierda en paralelo al arco y luego de esquivar dos patadas remato fuerte al arco. Y el arquero griego dio rebote, y llego Palermo ,y antes que nos podamos sonreír, como diciendo lo de este tipo es increíble, vimos la bola adentro. GOOOOOOOOOL, si gol.
Así son las señales, no las coincidencias

Para hablar de lo que viene tenemos unos cuantos dias.



2 comentarios:

  1. me gustó eso de las señales compañero, casi que me convenció.

    ResponderEliminar
  2. jejeje, siempre hay señales. Dan un plus extra, Diego lo sabe. Si no caemos en excesos de confianza, puede que si, puede que si.

    ResponderEliminar