23 sept. 2010

DAS NEVES EL VACIADOR

Decir que Das Neves te vacía una interna es lo mismo que decir que Das Neves te llena una interna. Saliendo de los microclimas periodisticos no hay una familia, salvo la familia Das Neves, que pueda pensar en términos clarinescos respecto de la importancia de Das Neves.

Ahora bien, mas allá de los medios, el chubutense esta llevando adelante una campaña a nivel nacional cuando a nivel provincial tiene una situación bastante compleja y todavía no ha podido instalar su propio candidato. El plan de gobierno de Das Neves es el modelo Chubut pero el modelo Chubut, al contrario de la Santa Cruz de Kirchner que se mantenía cuando todo se caía, se da un contexto donde el vaciador, gobierna en un país que crece y un territorio donde la nación invirtió mucho en obra publica.

Estos artilugios prenseros solo quieren disimular que todo el rejunte federal, disidente o residual menemista, no puede hacer frente en ninguna de los terrenos al Kirchnerismo. Por tanto su único fin sera restar la mayor cantidad de votos posibles para forzar una segunda vuelta con lo que gran parte del peronismo bonoarense y conservador considera no solo un mal menor sino una fuerza mucho mas dominable y de mentón blando que es la alianza entre radicales, socialistas y gorilas variopintos.

Como prueba de ello esta la conformación de ententes opositores en la cámara de diputados donde tiran manos a lo tonto para terminar siempre recibiendo y un poquito mas atrás de donde habían arrancado sus cruzadas "morales" y redentoras. La sociedad parece no solo estar percibiendo como garantía de gobierno al Kirchnerismo sino también como la única fuerza capaz de movilizar y estimular la participación política lo que hace decrecer el margen de error político y lo torna capaz de equilibrar la relación de poderes con el status quo económico y sus empleados políticos. O sea se empieza a ver mas el fondo que las formas.

Entender que este pelea no es entre ángeles y demonios sino entre visiones diferentes de lo que debería ser la Argentina no debe un elemento desapasionte y de hecho no lo esta siendo. La pasión política es un elemento necesario para hacer frente a los desafíos pero también lo es, igual o mas, la gestión del estado.

No hay fuerza política hoy en el país que cuente con la masa critica con la que cuenta el Kirchnerismo. Ese capital que se supo cosechar con acción política y no cuestiones declamativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada